centrosimon.jpg

Comunicado de la red de solidaridad con Palestina RESCOP

COMUNICADO DE LA RESCOP SOBRE LAS DIFAMACIONES PUBLICADAS AL ENCUENTRO DEL MOVIMIENTO DE SOLIDARIDAD CON PALESTINA POR EL DIARIO EL PAÍS

La Red Solidaria Contra la Ocupación de Palestina (RESCOP) que agrupa a más de 40 ONG y grupos de solidaridad, ha leído con estupefacción e indignación, el artículo titulado “Israel pide que España explique un congreso que considera antisemita”, publicado por El País en fecha del 7 de enero 2014.
En el mencionado artículo, la periodista Noga Tarnospilsky, que El País eligió para sustituir al corresponsal Juan Gómez el pasado mes de diciembre, se hace eco de un informe que el Centro Simon Wiesenthal afirma haber enviado al Ministerio de Exteriores acusándole de financiar actividades antisemitas. Resulta llamativo que esta periodista reprodujera, sin contrastar la veracidad de la información de la que se hace eco, las acusaciones difamatorias de Shimon Samuels, el Director del Centro Simon Wisentahl, presuntamente recabadas en una entrevista realizada por el periódico EL País el día de Reyes. En efecto, la RESCOP no tiene constancia de que Tarnospilsky hiciera el mínimo intento de contactar con ninguna de las instituciones que cita en su artículo. Tampoco debe haber hecho el esfuerzo de comprobar la fiabilidad de su fuente.



Por todo ello, la RESCOP quiere hacer constar lo siguiente:

    Contrariamente a lo que dice el título del artículo, ninguna de las actividades aludidas se benefició de financiación de la AECID o del Ministerio de Exteriores.

    Los tres eventos no forman parte del mismo congreso o actividad, ni fueron organizadas por las mismas instituciones. Mientras las Jornadas sobre BDS tuvieron lugar en Málaga, la Conferencia de entidades locales se celebró en el Parlamento Andaluz, en Sevilla y las fotos sobre el Muro del Apartheid se expusieron en la Universidad Autónoma de Madrid. Coincidieron en fechas porque el 29 de Noviembre es el Día Internacional de Solidaridad con Palestina y el año 2014 fue declarado por las Naciones Unidas Año Internacional de Solidaridad con Palestina. Ninguna de estas tres actividades tuvo contenidos racistas ni antisemitas.

    Las jornadas de debate sobre la campaña de Boicot, Desinversión y Sanciones contra el Apartheid israelí fueron co-organizadas los días 28 y 29 de Noviembre de 2014 en Málaga por la Asociación Al-Quds (entidad integrante de la RESCOP) y la Agencia Andaluza de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AACID) en colaboración con la Red Solidaria Contra la Ocupación de Palestina (RESCOP) (http://www.alqudsandalucia.org/ii-jornadas-de-debate-sobre-boicotdesinversiones-y-sanciones-bds-contra-el-apartheid-israeli/). Participaron en ella, además de la Asociación Internacional de Judíos Antisionistas y la asociación israelo-palestina Alternative Information Centre, reconocidos defensores y defensoras de derechos humanos así como expertos y expertas en derecho internacional, como David Bondía, Luciana Cocconi, Carlos Slepoy, Teresa Aranguren, Raji Sourani, etc. El israelí Sergio Yahni hizo una exposición detallada de las leyes israelíes que discriminan contra la población palestina de Israel y de la deriva racista del gobierno israelí en los últimos meses.

    Los organizadores grabaron toda la Conferencia de Málaga y podrían, en su caso, demostrar ante un Tribunal que no se hizo apología de ninguna ideología racista, y que las acusaciones difamatorias del Centro Simon Wiesenthal no hacen sino buscar el descrédito de sus organizadores y cercenar la libertad de expresión y asociación del movimiento de solidaridad con Palestina. (Toda la información aquí: http://jornadasbdsmalaga.weebly.com)/)



    El sello “Espacio Libre de Apartheid israelí” forma parte de la campaña BDS y persigue poner fin a nuestra complicidad directa e indirecta con los crímenes de guerra que Israel comete en Palestina, a través de la cooperación y el comercio con sus instituciones (www.boicotisrael.net/elai). La campaña de Boicot, Desinversión y Sanciones contra el Apartheid israelí es una campaña global, ciudadana, pacífica y basada en el derecho internacional humanitario y los derechos humanos. Compararla con las políticas de la Alemania nazi no es solamente una burda manipulación y un insulto odioso: constituye una operación de difamación que hiere la memoria de las víctimas del Holocausto y de sus supervivientes, muchos de los cuales no dudaron en respaldar la campaña BDS (http://mondoweiss.net/2014/08/holocaust-survivors-palestinians).

 

    El Centro Simon Wiesenthal es un grupo de lobby pro-israelí que se dedica a acusar de antisemitismo a todas las entidades, partidos políticos, periodistas, etc. críticos con las políticas coloniales del estado israelí. Sus prácticas difamatorias fueron expuestas en varias ocasiones, incluyendo la redactada por el historiador judío argentino Ruben Kotler (http://judiosantisionistasargentina.blogspot.com.ar/2013/01/el-centro-simon-wiesenthal-es-una.html).

    En noviembre 2013, un Tribunal Francés declaró inocentes a un grupo de activistas del movimiento BDS acusados de participar en acciones de boicot contra productos israelíes en las tiendas de Carrefour. La justicia del país galo consideró que la campaña de Boicot, Desinversión y Sanciones contra el Apartheid israelí no constituye un acto discriminatorio y que sus actividades son totalmente legales (http://www.leparisien.fr/espace-premium/val-d-oise-95/relaxes-apres-leur-appel-a-boycotter-les-produits-israeliens-21-12-2013-3428915.php).

    En noviembre 2014, la organización judía de Francia CRIF fue condenada por el máximo tribunal francés en una querella por difamación presentada por la organización Comité de Caridad y Asistencia al pueblo palestino. El CRIF había publicado un artículo del director de Estudios del Centro Simon Wiesenthal, Marc Knobel, en el que acusaba a la mencionada ONG de recaudar fondos para la organización política Hamas (http://electronicintifada.net/blogs/ali-abunimah/frances-main-jewish-group-fined-defaming-palestine-charity).


Recordando que el derecho a recibir una información veraz y el derecho al honor y a la propia imagen son derechos constitucionalmente protegidos, exigimos que El País publique el correspondiente desmentido de la información intencionadamente manipulada contenida en su artículo con fecha del 7 de enero 2015. La Red de Solidaridad contra la Ocupación de Palestina también invita a El País y a sus periodistas a que se sumen a la campaña Espacio Libre de Apartheid israelí, como ya hicieron el Sindicato Andaluz de Periodistas.

Comparte en Facebook   Comparte en Twitter

Comentarios

  • Ningun comentario disponible
Sólo pueden comentar lxs usuarixs registradxs