mejhora01.png

Evaluación del proyecto Aumento de la producción agropecuaria en Jocotán, Guatemala

Proyecto Aumento de la producción agropecuaria para el acceso y consumo de alimentos en comunidades de Jocotán, Chiquimula, Guatemala Organización ejecutora en Guatemala, MEJORHA Cofinanciado por la AACID (ANDALUCIA)

En que consiste el proyecto:
Las 263 familias de las comunidades donde se realiza el proyecto no producen suficientes alimentos para el año. Los rendimientos agrícolas bajos, las mujeres no toman decisiones y poca práctica en preparación de alimentos. Los hombres se dedican al maíz y fríjol criollos de forma tradicional. Las gallinas criollas no tienen un adecuado manejo. La tala inmoderada de árboles es alta, para obtener leña para cocinar. El uso de energía alternativa es nulo. Las organizaciones sociales existentes, no tienen una formación adecuada que les permita participar. El objetivo general consiste en contribuir a la mejora de la seguridad alimentaría, y como específico el aumento de la producción diversificada agropecuaria para promover el acceso, disponibilidad y consumo adecuado de alimentos. 

Para lograr esto se capacitaran en preparación de alimentos, se dotará de estufa ahorradora de leña y de un kit de cocina básico. Un segundo resultado consiste en diversificar la producción agropecuaria. Las mujeres y hombres serán capacitados en temas de género. Para ello se iniciará con un diagnostico de alimentos localmente disponibles, para identificar variedades locales que se tienen y no se consumen, y la implementación de: granjas de aves ponedoras, huertos familiares de hortalizas, plantación de árboles frutales, mejorar la producción de maíz y fríjol criollo, mejora de la crianza de aves criollas, implementación de un destazadero de cerdos y capacitación en destace y elaboración de embutidos. Por último se fortalecerán los conocimientos de los miembros de las Juntas Directivas en los temas de Ley de Concejos de Desarrollo, Código Municipal y funciones del Estado. 


Conclusiones de la Evaluación externa del proyecto

Idoneidad

El proyecto ejecutado por MEJORHA partió de la siguiente base: La problemática originada por las pocas oportunidades y medios para mejorar los niveles de producción agropecuaria, así como los cambios climáticos (poca lluvia en algunos años), ha producido altos niveles de desnutrición crónica y aguda en niños/as de la región. 

Para enfrentar esta problemática, donde también es relevante la baja organización,  especialmente en mujeres, el proyecto planteó Mejorar las condiciones de seguridad alimentaria de las Comunidades rurales  Ojo de Agua, Pinalito, Tierra Blanca, Plan de Candelero, Encuentro de Candelero y Morrito en el municipio de Jocotán (objetivo general) y aumentar la  producción diversificada agropecuaria para promover el acceso, disponibilidad y consumo adecuado  de alimentos, de las familias beneficiarias de las comunidades Tierra Blanca, Ojo de Agua, Pinalito, Encuentro de Candelero, Plan de Candelero y Morrito, en el municipio de Jocotán  (objetivo específico). 

Las acciones desarrolladas en el marco del proyecto tuvieron la capacidad de resolver el problema planteado, al partir del conocimiento del contexto, la apropiación por parte de la comunidad y  la experiencia técnica y de trabajo de MEJORHA. 

El  despliegue de acciones, que combinó iniciativas agropecuarias con propuestas de fortalecimiento de organización y capacitación; medidas inmediatas para paliar la vulnerabilidad y la emergencia, y a largo plazo (generación de capacidades) contribuyó al logro de los objetivos del proyecto. 
 
Eficacia

El proyecto se ejecutó en el área definida, alcanzando los resultados y objetivos previstos, como se desarrolla en el apartado 3. 

Eficiencia

El proyecto hizo eficientes los recursos disponibles. En situaciones adversas, de grave crisis climática que pusieron en riesgo los objetivos trazados, hubo capacidad de plantear nuevas acciones.

Se efectuaron modificaciones que fortalecieron la consecución de objetivos, como las plantas eléctricas y la siembra de café.

El proyecto se apoyó en la participación comunitaria para la realización de las acciones y en el diálogo constante con las comunidades. 

Fue perceptible la escasez de personal con relación al volumen de acciones planteadas.  

Impacto

Fortalecimiento organizativo y participación

La base fundamental del proyecto y la estrategia de trabajo se basó en el protagonismo de las comunidades: que la gente haga las cosas.  

Los proyectos, además de logros concretos, son ejercicios de ponerse de acuerdo, para luego hacer otras cosas (Coordinador proyecto). 

Todas las acciones desarrolladas, y la articulación entre las mismas, tuvieron impacto en la consolidación de procesos de organización y empoderamiento. 

Empoderamiento de las mujeres

Las mujeres entrevistadas de Morrito y Encuentro de Candelero refirieron que las capacitaciones sobre sus derechos, así como la interacción que implicó su participación en las capacitaciones, les permitió compartir su situación, sentir que no están solas. Estas acciones fueron así un instrumento de toma de conciencia e inicio de organización. 

La organización del proyecto de las gallinas ponederas y el destazadero sirvieron de práctica para identificar destrezas individuales y ponerlas a disposición del colectivo. 

El énfasis que puso el proyecto para asegurar la participación de las mujeres en los espacios comunitarios de toma de decisiones implicó cambios en la vida de las mujeres, sus familias y comunidades.

Viabilidad o sostenibilidad

Promotores, abono, estufas, árboles frutales y los procesos organizativos desarrollados, se constituyeron en herramientas para la sostenibilidad de procesos, más allá de la vigencia del proyecto y la acción de MEJORHA. No obstante, las acciones iniciadas deben ser reforzadas y profundizada en próximos proyectos. 


Lecciones aprendidas y Recomendaciones de la evaluación

Estas recomendaciones son fruto de la reflexión conjunta de población, encargados del proyecto y equipo de evaluación. 

Sobre metodología de trabajo

El diálogo y la construcción de los procesos con las comunidades (desde la concepción hasta la ejecución) son fundamentales para el desarrollo de los proyectos y su apropiación y legitimación en las comunidades: 

Los de MEJORHA llenan los requisitos: paciencia, mucha transparencia, mucha amabilidad y sobre todo mucho cariño para tratar a la gente. MEJORHA reúne las cualidades que la gente necesita, tiene paciencia, coordina bien y aparte de eso capacitan bien, se entiende y si uno se está quedando lo animan, lo que yo propongo son mas capacitaciones sobre organización y tratar de unir a las familias.  (Candelero)

La selección de comunidades con alto nivel de conflictividad y dificultad para el trabajo pretendió evitar duplicidad con acciones de otras instancias, así como la atención a comunidades olvidadas. Esta fue una apuesta válida, aunque no necesariamente universal: pueden existir procesos y acciones concebidos de forma integral y complementaria con el trabajo de otras instituciones. 

La realización de la línea basal validó las acciones planteadas por MEJORHA en el marco  lógico del proyecto y afianzó la lógica de intervención.  La realización de líneas basales (diagnósticos en general) antes del inicio de actividades, es decir, durante la formulación del proyecto, refuerza la coherencia y pertinencia de las acciones planteadas. Sin embargo, condicionamientos presupuestarios y/o administrativos de los financiadores dificultan frecuentemente este proceso. Se recomienda revisar este procedimiento por parte de los financiadores, y mantenerlo por parte de MEJORHA, en la línea de diagnósticos y análisis previos y permanentes del entorno.  

MEJORHA promovió la complementariedad e integralidad de acciones: productivas, organizativas, formativas. Esta visión integral debe mantener y reforzarse, porque es fundamental para enfrentar la problemática estructural. 

Sobre la intervención en las relaciones de poder entre mujeres y hombres

Al interior de las comunidades existen situaciones desiguales, relaciones de poder, poder de dominio de unos sobre otros: las desigualdades entre mujeres y hombres son permanentes. 

Existe la tendencia, en políticas públicas y proyectos, de considerar la hipótesis de que tomando en cuenta al “jefe de hogar” los beneficios que reciba éste serán distribuidos equitativamente al interior de las familias. Se ha demostrado que esto no es así. 

Al interior de las familias existe una división sexual del trabajo y las mujeres se encuentran en una situación de subordinación y de falta de autonomía. En esta condición se les asigna la tarea de cuidados (preparación de alimentación, cuidados a niños, enfermos y personas de tercera edad) a la que se agrega la responsabilidad de generar ingresos que contribuyan a la subsistencia de la familia. Por otro lado los hombres se encuentran en una situación en la que el imaginario de proveedor entra en conflicto con la realidad que se vive (falta de trabajo, pago miserable de jornales, etc.). 

Las relaciones de poder de dominio entre mujeres y hombres son parte de la vida cotidiana de las comunidades. En una cultura en la que el poder de dominio es valorada, a los hombres de estas comunidades marcadas por la precariedad, lo que les queda es el poder de dominio sobre las mujeres de su entorno y sobre sus hijos. 

Para introducir cambios en las relaciones de poder desiguales entre mujeres y hombres, es fundamental desarrollar espacios de capacitación en los que las mujeres tienen acceso a conocer que tienen derechos. 

Estos espacios se complementan con la práctica: la acción política de asegurar que las mujeres tienen espacios propios para poder reunirse y también que se asegure su participación en la toma de decisión colectiva y comunitaria. El hecho de que a las mujeres se les asigne la casa como su espacio, implica aislamiento social, por eso, el promover espacios de interacción entre mujeres impacta sobre cómo se perciben a sí mismas. 

Durante la evaluación se pudo constatar que por el momento no existe mayor tensión comunitaria por la participación de las mujeres: esto se debe a que los hombres todavía no se sienten amenazados por los cambios introducidos a través del proyecto. Si se sigue en la necesaria línea de acción de empoderamiento de las mujeres, se deberán considerar además de charlas informativas sobre derechos humanos, procesos formativos que permitan la reflexión sobre la situación y condición diferenciada y desigual de mujeres y hombres, y  sobre los cambios a nivel personal, familiar y colectivo que se puedan introducir para tener situaciones mas justas para todas y todos. 

Estos procesos formativos deberán ir acompañados de espacios en los que se puedan abordar las emociones que esta cotidianidad ocasiona y por lo tanto de espacios para que se pueda hacer la intervención psicosocial que permita sanar espiritual y emocionalmente tanto en el ámbito individual, familiar y colectivo. 

Lo anterior requiere de espacios diferenciados y exclusivos para mujeres y para hombres. De acuerdo a los momentos, temas y problemáticas a abordar, se requerirá también de espacios mixtos. 

El manejo de estas situaciones requiere la contratación de personal con conocimiento y experiencia en este campo de las ciencias sociales.

Sobre intervención en un contexto de cambio climático y vulnerabilidad estructural

En un marco de cambio climático acelerado, y de actuaciones humanas extremadamente dañinas para el medio ambiente, se prevé que las condiciones climáticas adversas serán una constante en la zona de actuación de MEJORHA, y no pueden ser impedimento para la realización de proyectos productivos y organizativos. 

Todos los proyectos deberán enfrentar esta eventualidad, no meramente como hipótesis, sino con acciones que enfrenten esta realidad, vinculando la emergencia con propuestas de cambio estructural. 


Sobre condiciones organizativas 

La formación y organización deben tender a fortalecer un liderazgo diverso y complejo, adecuado para afrontar los retos comunitarios. Los procesos transformadores son complejos y requieren de la acción y de la reflexión de los distintos actores comunitarios, implica el impulso de la participación de la niñez, la juventud, los mayores. 

En la medida en que los intereses de todos los actores pueden conjugarse, se garantiza la participación de distintas visiones haciendo sostenible en las comunidades los cambios que se intencionan desde las intervenciones externas.

El recurso humano debe corresponder con la profundidad en la que se desea intervenir en el ámbito comunitario. Si se desea trascender la cultura asistencialista que prevalece en la región, se requiere de personal suficiente, capacitado técnicamente y formado organizativa y políticamente, que logren vincular contenidos temáticos con procesos formativos y organizativos. Esto implica la generación de espacios de trabajo en los que se discuta la ejecución de actividades como una parte táctica de una estrategia.

El recurso humano debe ser asimismo suficiente (en número) para afrontar los retos del trabajo. La evaluación evidenció escasez de personal para acometer todas las actividades planteadas.

Sobre formación y fortalecimiento técnico y organizativo

El fortalecimiento organizativo es complementario y simultáneo a la capacitación técnica, para lograr procesos de sostenibilidad y enfrentar de manera integral los problemas. Las capacitaciones organizativas, vinculadas con la obtención de herramientas técnicas, permiten mayor comprensión y apropiación sobre los procesos. 

La reflexión y recuperación de la identidad es fundamental, integrando lo histórico, identitario, organizativo y técnico en cada capacitación. 

En las comunidades de MEJORHA no sería tan importante algo de infraestructura sino algo psicosocial, que involucre historia e identidad. La agroecología no se puede trabajar aislada, sino empoderar a la par. La gente tiene que darse cuenta que no está sola. (Carlos, proyecto Chortí)

No es tanto pensar un montón de cosas de infraestructura sino cualitativas, y generar confianzas, con capacidad de entender la comunidad y el trabajo que se hace. (Técnico agropecuario) 

Los Promotores generaron capacidad en la comunidad y por tanto, garantía de  sostenibilidad de acciones, a condición de que continúen recibiendo apoyo y profundicen los conocimientos adquiridos (aprendizaje permanente). La metodología empleada para la selección (a partir de los COCODES) profundizó los vínculos con la comunidad.  

Las capacitaciones a COCODES pueden fortalecerse: más allá del conocimiento de leyes, el análisis crítico de la historia y la reapropiación de la identidad. Se pueden construir procesos formativos integrales, que vinculen lo teórico-práctico, y lo técnico-político. 

Sobre sostenibilidad de acciones y procesos

La sostenibilidad tiene que ver especialmente con generar capacidades personales y organizativas para conducir procesos en un periodo largo: en el corto y mediano plazos,  familias y comunidades dependerán de apoyos externos para fortalecer sus procesos. 

La sostenibilidad de los procesos radica, de manera especial, en desarrollar acciones y estrategias orientadas a la rearticulación comunitaria y a que todos los actores se sientan representados en acciones vinculadas a sus intereses y necesidades, de corto, de mediano y largo plazo. 

Esto requiere introducir herramientas conceptuales y analíticas que permitan a las personas resolver las necesidades inmediatas de alimentación con otras no menos importantes como pueden ser la reforestación y generación de actividades que les sustente a mediano plazo desarrollar sus capacidades de pensamiento estratégico.

Se necesita unir esfuerzos respetándonos los unos a los otros. Lo importante es un diálogo con la comunidad para unir esfuerzos. Hace falta voluntad para dialogar; reunirnos, tener paciencia, llegar a acuerdos para poder movernos. Hay que poner la voluntad de cada persona al servicio de todos. MEJORHA puede apoyar en este diálogo porque desde nosotros solos no podemos. (Ojo de Agua)

Así, MEJORHA plantea superar “el asistencialismo a corto plazo, para brindar procesos de largo y mediano plazo que fortalezcan la producción local y la diversifiquen para que la comunidades auto sostenibles en alimentación”. 

Proyecto cofinanciado por

/

 

Comparte en Facebook   Comparte en Twitter

Comentarios

  • Ningun comentario disponible
Sólo pueden comentar lxs usuarixs registradxs